26571b7a-20b3-406a-bdb7-ece98309de3f

Ciertamente cuando pensamos en comprar una casa pensamos que es algo súper complicado, pero si tenemos claro las cosas esenciales el proceso puede ser uno más llevadero. 

Conoce aquí algunas cosas imprescindibles a la hora de pensar invertir en tu primer hogar. 

1. Localización

Lo primero que debes conocer es en qué zona deseamos comprar y qué servicios e infraestructura necesitamos que estén disponibles en ella. Es de mucha utilidad realizar una evaluación sobre la distancia entre nuestra futura propiedad y la escuela, el templo, el transporte, el club, el supermercado, el hospital, por mencionar algunas instituciones o servicios con los cuales interactuamos diariamente. De la misma manera, tendríamos que determinar los servicios públicos que esperamos: vigilancia, calidad de pavimentos y banquetas, suministro de agua, luz, gas, alumbrado, recolección de desechos y redes de electrificación, etc. 

2. Presupuesto

Aquí lo importante es considerar la enorme oferta que existe actualmente para aumentar nuestras posibilidades financieras. En el tema hipotecario con las instituciones de crédito; las tasas de interés de un dígito, los plazos de hasta 30 años y el cero por ciento de enganche constituyen grandes atractivos. Una vez que se defina la cifra que se podrá pagar es buena recomendación aumentarla entre 5  y 15 por ciento, ya que usualmente son los porcentajes que se negocian, hacia abajo, sobre los valores que encontramos en el mercado. 

3. Selección

Antes de hacer recorridos para ver inmuebles debes decidir si califican o no. No tiene sentido ver propiedades que no se ajustan a la zona que deseas o a tu presupuesto. 

4. Entorno

Analizar el entorno de lo general a lo particular. Para ello, es útil imaginarse las rutas de entrada y salida entre la casa y los destinos más frecuentes que tendrás.

5. Terreno

Aunque posteriormente se verifique con mayor precisión la superficie del terreno, debes pedir que comprueben el dato. Si tienes dudas es conveniente pedir ayuda a un especialista. 

6. Proyecto

Asegúrate de haber considerado tus principales actividades diarias: estacionar (el o los autos), subir y bajar con niños o con bultos del supermercado, circular entre la cocina y el comedor, las recámaras y la lavandería. Analizar los niveles de iluminación y áreas de ventilación. Si no nos sentimos cómodos en alguna habitación indaguemos el porqué. Imaginemos que ya estamos viviendo allí, y sintámonos viviendo por unos momentos en la casa.

7. Construcción

De la misma manera que hiciste con el terreno, comprueba la superficie construida. Recuerda que venderán cada metro cuadrado construido, por ello es importante tener bien cuantificado el producto que compraras.

8. Edad

Conocer la edad del inmueble servirá para comparar con otras opciones e intuir el estado de conservación de las instalaciones ocultas, por ejemplo las tuberías del agua. En caso de que el inmueble hubiese sido remodelado, pregunta en qué consistió exactamente cada una de las modificaciones y cuándo se realizaron. 

9. Análisis

Elabora una tabla con las ventajas y desventajas de cada opción. Anota en ella: la edad de la propiedad, el estado de conservación, las superficies de terreno y de construcción, el precio y el número de recámaras, de baños y de lugares para estacionamiento. Suma al precio de la propiedad un monto estimativo de costos para arreglar lo que te gustó en cada una de las opciones. 

10. Oferta y cierre Con la información estudiada, discute con tu familia sobre la mejor opción. Comenta tu elección con el profesional inmobiliario y formula de manera conjunta una oferta. 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Compare Properties

Compare (0)